Cada palabra que pronuncias tiene una vibración, es por ello que si quieres manifestar una vida de abundancia y de salud, debes observar muy bien las palabras que utilizas.

En el universo todo es vibración. Y sólo existen dos tipos de vibraciones: la positiva y la negativa. Tu estado de ánimo, tus sensaciones, tus emociones, hacen que emitas una vibración positiva o una vibración negativa.

El universo no entiende de positivo ni de negativo, sino de vibración. Por eso cuando tienes un momento en la vida en que todo va rodado, el universo te envía situaciones con las cuales te sigues sintiendo feliz, pero cuando esta buena racha cambia, y las cosas van mal, tu te empiezas a centrar nuevamente en esa mala racha, y empiezas a atraer a tu vida más situaciones que te hacen sentir mal.

Y tus palabras son la manifestación de cómo tú te sientes interiormente, y de tu nivel de consciencia.

Si tu te sientes feliz, hablarás de logros, de alegrías, de salud, de abundancia. Pero si tú te sientes mal, hablarás de enfermedad, de tristeza, de angustia, de ansiedad, de derrotas y fracasos.

Es por ello, que te animo a escuchar este podcast, en el cual al finalizar te incluyo un sencillo ejercicio, para que sintonices con el poder de las palabras, y empieces a tener en cuenta como te comunicas.

Hay expresiones que debemos erradicar de nuestro vocabulario. Entre ellas: 
1.- *POCO A POCO*
Cuando las personas empiezan algo, suelen decir: ¡vamos a avanzar poco a poco!. La palabra “poco” significa escaso. ¿Qué imagen te viene a la cabeza cuándo escuchas la palabra “poco”?. Presta atención a esto: «Lo haremos poco a poco» VS «Lo haremos paso a paso.». Con la segunda expresión te da la sensación de que vas avanzando a tu propio ritmo, pero sin pararte.

2.- *NECESITO*
Otra expresión usada con mucha frecuencia es «NECESITO”. Cuando dices esa palabra lo estás relacionando con CARENCIA. Ya que si Tienes entonces no Necesitas. ¿Qué ves o que sientes cuando escuchas la palabra «necesito”: necesito un trabajo, necesito dinero, necesito mejorar, necesito apoyo. Cambia tu lenguaje y di: ¡quiero dinero, quiero mejorar, quiero apoyo, quiero cambiar!. El solo hecho de pronunciar las palabras desde una posición ACTIVA, desde una posición de VOLUNTAD, ya te da una visión diferente

3- *VALE LA PENA.*
Otra expresión del vocabulario de la pobreza es «vale la pena”. ¡Pena es tristeza!. ¡Pena es dolor!. ¡Pena es angustia!. Lo que vas a hacer no vale la pena. Vale la alegría. Es interesante. Por eso tienes que decirlo con un vocabulario concreto que manifieste el por qué lo estás haciendo. Es decir lo hago «porque es interesante», «porque me produce alegría», «porque me proporciona satisfacción». ¿Lo entiendes ahora?.

5.- *LUCHANDO.*
Otra frase típica en muchas personas es decir cuando le preguntan cómo estás: ¡Aquí, luchando!. No te das cuenta que tu afirmación inconsciente está creando en tu vida la sensación de «luchar», lo cual se manifiesta en tu día a día sintiendo en realidad que luchas contra muchos para poder conseguir lo que quieres.

Las palabras crean ideas, crean sensaciones: lo que escuchas puede determinar lo que sientes. . ¡PIENSA ANTES DE HABLAR!. Las palabras tienen poder porque son escuchadas en la mente, tanto del que las escucha como del que las pronuncia, y las convierte en imágenes. Cada palabra la hemos asociado a una imagen y a una determinada sensación. Por ejemplo, cuando escuchas la palabra “AVIÓN”, lo más probable es que tu mente ve un avión y que incluso lo ve volando.

Y ahora te dejo con mi podcast, para que puedas realizar el ejercicio que te indico al final, y puedas sentir en tu interior, lo que cada palabra te genera.

Recuerda, darle a «me gusta», y compartirlo, para que otras personas puedan beneficiarse de lo que explico, y de la práctica del poder de las palabras.

¿Puedo ayudarte?