¿Buscas ser una Mujer Empoderada, y tomar las riendas de tu vida?

¿Sabes que la Meditación, es una vía de empoderamiento, porque la fuerza la adquieres desde tu interior y posteriormente se materializa en tu exterior?

¿Qué te parece si te digo que meditando en una silla, también puedes beneficiarte de los beneficios de meditar, de una forma cómoda y relajada?

He conocido a muchas mujeres, que tras buscar la Meditación cómo un camino para su empoderamiento femenino, han desistido de su práctica con la meditación, por la incomodidad que les suponía la posición oriental tradicional, de estar sentada en el suelo, manteniendo las piernas cruzadas.

Por lo tanto, te animo a probar de meditar sentada en una silla. Sólo experimentándolo, podrás sentir, si esta posición te es más cómoda.

Si es así y estás dispuesta a probarlo, ya estás preparada para poder beneficiarte de los grandes beneficios de la meditación, ahora que ya has encontrado la posición ideal para tí.

Es hora de que empieces a encontrar tu Empoderamiento Femenino, desde la calma y la claridad interior. Sólo así serás la mujer Fuerte, Valiente, y Segura de tí misma, que estás buscando desde hace tiempo.

A continuación te indico 4 beneficios de la meditación sentada en una silla, y te animo a encontrar muchos más.

1.- POSICIÓN MÁS CÓMODA PARA QUIEN LE CUESTA LA POSICIÓN TRADICIONAL

Meditar sentada en una silla, al ser más cómodo para ti, en el caso de que te sea dificultoso meditar con las piernas cruzadas, facilita la práctica de la meditación.

2.- MAYOR FACILIDAD PARA CREAR EL HÁBITO

Te sientes más cómoda, y  esto te facilita la constancia  y te facilita el adquirir el hábito de  la meditación.

3.- LIBERACIÓN DEL ESTRÉS

Incluso estando sentada, sentirás fácilmente el beneficio de la reducción de tu estrés, y querrás que llegue tu momento mágico para ponerte a meditar.


4.- FACILITA LA PRÁCTICA DIARIA

Al estar cómoda, poder relajar tu cuerpo y tu mente fácilmente y sin incomodidades, contribuye a incorporar esta práctica, si realmente quieres aprender a meditar. Ahora nada puede impedírtelo.

Beneficios de Meditar sentada en una silla

El conseguir incorporar la meditación sentada en una silla, te ayuda a que a nivel inconsciente, cada vez que tengas un momento de tensión familiar, personal o laboral, puedas sencillamente tomarte un par de minutos, retirarte en una habitación, o incluso en el baño, y sentarte cómodamente con la intención nada más de respirar.

Cuando consigas calmarte rápidamente con la respiración, sencillamente pregúntate:

“Aquí y ahora. En este preciso momento. En este preciso segundo. ¿Puedo cambiar la situación que estoy viviendo y me está creando estrés o ansiedad?. ¿Realmente estoy viviendo la situación que estoy imaginando?”

Observarás que casi siempre la respuesta será No. Por lo tanto es absurdo preocuparse por una situación futura que todavía no ha llegado, o por una situación del pasado que ya no puedes cambiar.

Pero en el caso de que la respuesta sea Sí, entonces toma valor para cambiar esa situación. O como mínimo, sino puedes cambiarla, toma conciencia del miedo o de la emoción que estés experimentado, y que por la circunstancia que sea no te atreves o no puedes cambiarlo. Verás como inmediatamente te sentirás más tranquila, y con la sensación de tomar las riendas de lo que está pasando.

Es por ello, que yo personalmente considero que aprender a respirar en una silla es tan efectivo. Te permite poder encontrar un breve instante de calma, en cualquier lugar.

Encontrar ese momento, sentándote en la posición de Loto, suele ser más dificultoso.

Por otra parte, si eres de las personas que le es fácil meditar en el suelo, te animo también a probar de meditar sentada en una silla, con la intención de poder incorporar este hábito en momentos de estrés y ansiedad, y evitar el  inconveniente de encontrar un rincón para sentarte en el suelo.

Y para que lo consigas, yo he creado una meditación de “Respiración Consciente”, para que te la puedas descargar gratuitamente, y desde hoy mismo empieces con tu práctica.a practicarla.

Cuando consigas empezar a dominar los momentos conflictivos a través de la respiración. Aprendas a no dejarte llevar por el miedo, la rabia, la inseguridad, o cualquier otra emoción que te haga perder el control de tí misma. Entonces, y sólo entonces, empezarás a sentir la Fuerza de la Mujer Empoderada.

Ahora ya tienes las indicaciones para realizar tu práctica de forma cómoda y constante, y también la meditación guiada para aprender a respirar. Tan sólo te falta que busques una hora ideal para tí, marcarla en tu calendario, para que siempre sea la misma hora, y ¡Empezar a practicar!.

Si te encuentras con algún inconveniente durante tu práctica, puedes escribirme aquí abajo en la zona de Comentarios, y yo personalmente te contestaré.

Y también te animo a dejarme tus comentarios con tus experiencias a medida que practicas.

Montserrat Oliveros

Fundadora Meditar y Éxito y del Centro de Terapias Hermes cuida´t i aprèn

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.